Proyecto

Mi pasión, la gestión empresarial y personal.
Mi carrera, Ciencias Económicas y Empresariales.
Mi experiencia, siempre junto o en la dirección de Medianas empresas.
Mi vocación, trasmitir lo poco que sé y lo mucho que quiero aprender.

Todo esto se mezcla en una batidora de ideas y genera un proyecto denominado ARTICON. Su significado no es otro que un juego de palabras con el término Consultoría Artesanal.

Se trata pues de un proyecto que busca acercarnos a nuestros clientes con la finalidad de mejorar la rentabilidad de forma estable y continuada, de manera que la aventura de ser empresario sea un viaje de ilusión.

Pretendo con mi trabajo y bajo el paraguas de este proyecto, acercar a las PYMES el conocimiento y las herramientas de gestión que parece reservado a grandes empresas. Pero sobre todo, construir una metodología de trabajo que nos permita crecer y superar los retos que nos propongamos.

En mi experiencia profesional comprobé que el día a día no deja mucho margen para la planificación, para el aprendizaje y para la reinvención del negocio. Mucho menos cuando se trata de empresas medianas y pequeñas en las que el empresario es parte integrada en su capacidad productiva. Es esta necesidad y la absoluta pasión que despierta en mi el poder transmitir conocimientos y ayudar a conseguir los objetivos empresariales fijados, los que me hicieron arrancar este proyecto.

Las herramientas que llevo en mi caja son variadas y en la mayoría de los casos totalmente personalizadas. Pero si hay algo si hay algo que caracteriza mi trabajo es:

Lealtad, hacia mis clientes y colaboradores. Los ingresos no vienen de la noche a la mañana, sino con el trabajo y la continuidad. Ser leal implica no exprimir en ningún momento y saber esperar los resultados del trabajo bien hecho.

Rentabilidad, todo son palabras sino somos capaces de trasformarlas en rentabilidad. Los recursos son escasos y tenemos que respetar la inversión de nuestro cliente en tiempo y dinero.

Confianza, porque este trabajo implica confiar en las personas y que ellas confíen en ti. Confianza en que la dedicación a cada proyecto será la máxima posible.

Claridad, en mis exposiciones y en los pasos a seguir. Claridad en los objetivos a lograr y en la asignación de responsabilidades.

En resumen este proyecto está enfocado a lograr que cada una de las personas que se acerquen a él no se alejen sin ser un poco mejores y un poco más felices.

Antonio Sánchez García




No hay comentarios:

Publicar un comentario